logo logo

Primer fármaco contra el tumor de tiroides en cuatro décadas

Primer fármaco contra el tumor de tiroides en cuatro décadas Por fin los pacientes con tumores de tiroides agresivo tienen una opción de tratamiento efectiva: sorafenib (Onyx de Bayer), un fármaco que frena la progresión de la patología durante al menos cinco meses en aquellos que tengan la forma metastásica de la enfermedad pese a haber recibido la terapia estándar de iones radioactivos (RAI). Así se concluyó en un estudio presentado en el Congreso Americano de Oncología (ASCO), que se celebra estos días en Chicago (EE UU). Si finalmente la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) da su aprobación sería la primera vez que hay un nuevo fármaco para esta forma de tumor de tiroides en 40 años.

En España este tumor tiene una incidencia de 2.258 casos y una mortalidad de 285 pacientes anuales. El subtipo denominado carcinoma tiroideo diferenciado es el más común entre los tumores de tiroides, supone un 85 por ciento de los casos. Pese a que se considera que tiene una elevada tasa de cura con el tratamiento estándar, cerca de un 10 por ciento no responde bien a la terapia, que solo cuentan con doxorubicin, un medicamento poco efectivo y con una elevada toxicidad, por lo que su empleo es escaso. Esta es la primera vez que un inhibidor de la tirosina quinasa ha recibido esta indicación para un ensayo clínico.

“Después de no existir ningún medicamento para estos pacientes durante muchos años, es muy importante encontrar un fármaco oral que pare el crecimiento de las células tumorales durante varios meses”, explica Marcia Brose, profesora de Otorrinolaringología de la Universidad de pensilvania en Filadelfia (EE UU). “Para estos pacientes, la supervivencia libre de progresión de la patología significa meses sin hospitalización y sin intervenciones quirúrgicas para el control de los síntomas y el dolor. Esta es la primera vez que tenemos un tratamiento sintomático que puede ayudar de verdad”, añade Brose.

Hasta 417 pacientes fueron incluidos en el estudio, en el que era posible cambiar a la rama del sorafenib si sus circunstancias lo requerían, para evitar la progresión de la enfermedad, que se vio como se frenaba en aquellos que reciben el fármaco en vez del placebo. La disminución del tumor era del 30 por ciento en aquellos pacientes que recibían sorafenib.

“Ahora existen más opciones existosas en los pacientes con formas agresivas en los tumores de tiroides, por lo que hemos visto incrementada la esperanza y renovada las fuerzas para doblar el tiempo libre de progresión de la enfermedad. Futuros trabajos permitirán conocer e identificar formas concretas de la patología en que sean más efectivas las terapias”, apunta Gregory Masters, portavoz de ASCO experto en cáncer de cabez y cuello.

Lea la noticia completa en La Razón

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom