logo logo

Los oncólogos radioterápicos piden aumentar la formación de los técnicos de la especialidad para igualarla a los países europeos.

Los oncólogos radioterápicos piden aumentar la formación de los técnicos de la especialidad para igualarla a los países europeos. La formación de los técnicos en Oncología Radioterápica es insuficiente para dotarles de todo el conocimiento que deben tener en su actividad profesional. Así lo consideran los directores del II Curso de Actualización para Técnicos en Oncología Radioterápica que la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y la Escuela Española de Oncología Radioterápica (EEOR) celebran en Barcelona los días 24 y 25 de enero.

El proceso formativo para la obtención del título de técnico en Oncología Radioterápica cuenta con una duración de 1.700 horas, las mismas desde 1995. Según el doctor Rafael Herranz, codirector del curso y jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Gregorio Marañón, “es una formación escasa y nada homogénea entre centros formativos, tanto por el procedimiento docente como por la desigualdad instrumental en la formación práctica”.

Así, en comparación con otros países, España se encuentra en el último lugar: menos de dos años frente a los tres de la mayor parte de los países o los cuatro de Holanda, Portugal y Finlandia. Para el doctor Herranz, esto supone “no solo un claro defecto formativo, sino una seria dificultad para la incorporación laboral en Europa”.
El doctor Luis A. Pérez Romasanta, codirector del curso y jefe del Servicio de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario de Salamanca, añade que España está en desventaja porque “nuestros técnicos no tienen formación universitaria y su capacitación profesional en las escuelas profesionales no llega a cubrir el mínimo imprescindible para ejecutar una radioterapia moderna; igualmente, la mayor parte de las enfermeras carecen de formación oncológica”. Además, señala el Dr. Pérez Romasanta, los radiofísicos encuentran enormes dificultades de financiación para lograr la formación necesaria en el momento en que se implantan nuevas técnicas, y “los oncólogos radioterápicos no participamos tanto como sería deseable en la docencia universitaria, no nos implicamos en la investigación clínica todo lo que debiéramos y dejamos de lado frecuentemente la investigación traslacional”.

Un curso fundamental en la actualización de las técnicas de la especialidad

Para paliar esta situación, la SEOR y la EEOR, conscientes de que el éxito de los proyectos asistenciales multidisciplinares depende de la cualificación profesional de todos los implicados, pusieron en marcha el año pasado la primera edición del Curso de Actualización para Técnicos en Oncología Radioterápica con el fin de presentar las nuevas técnicas de planificación, verificación y administración de radioterapia y consolidar al técnico superior como integrante fundamental del proceso terapéutico de esta especialidad, que está condicionada al avance tecnológico. Estos profesionales son una pieza clave para la ejecución del tratamiento y para la disciplina en general. La SEOR incluye entre sus asociados a profesionales técnicos de la radioterapia, lo que le aporta su valor multidisciplinar.

En opinión del doctor Pérez Romasanta, “el cambio más importante en la especialidad no ha sido tanto en las técnicas, siempre en evolución, como en los objetivos, que actualmente pasan por curar con el menor daño posible. En nuestra ayuda han venido métodos de planificación y administración de tratamiento más precisos y métodos de verificación geométrica y dosimétrica más fiables”.

Según los estudios más recientes, las cifras de cáncer se mantienen estables en la sociedad y la radioterapia se usa en cada vez más casos de esta enfermedad (es la especialidad que más cura el cáncer, por detrás de la cirugía) pero afortunadamente, según afirma el Dr. Herranz, los índices de control de la enfermedad alcanzan ya porcentajes muy elevados para prácticamente todas las localizaciones; esto se produce “gracias al conocimiento cada vez más profundo del cáncer y la radiobiología tumoral y a la posibilidad de alcanzar dosis cada vez más elevadas en una escalada de dosis impensable antes de los sistemas de planificación más avanzados”.

Por ello, el curso pasa revista a todas las técnicas y procedimientos habituales y actuales en Oncología Radioterápica, desde el punto de vista teórico y técnico. Desde hace un año, la SEOR ha abierto sus puertas a los técnicos de la especialidad y ya son más de 100 de estos profesionales los que forman parte de la Sociedad, lo cual, según el jefe del Servicio del Hospital Universitario de Salamanca hace que “haya dejado de ser exclusivamente una sociedad de oncólogos, sino una sociedad multidisciplinar”.

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom