logo logo

La radioterapia intraoperatoria puede llegar a suplir los tratamientos externos en hasta dos semanas

La radioterapia intraoperatoria puede llegar a suplir los tratamientos externos en hasta dos semanas La Fundación CV del Hospital Provincial de Castellón ha sido la promotora de la presentación en el XVII Congreso de la Sociedad Española de Onocología Radioterápica, de las conclusiones del estudio que ha realizado la oncóloga radioterápica del Consorcio provincial, Ana Bouché.

En dicho estudio se ha realizado un análisis y seguimiento medio durante más de 34 meses desde la intervención RIO, a 21 pacientes con cáncer de mama. Tras esta exhaustiva toma de resultados, la doctora Bouché ha podido determinar que “la utilización de la técnica de la radioterapia intraoperatoria, permite reducir el período total de radiación en 1-2 semanas, cuando se realiza el tratamiento como sobreimpresión, es decir, cuando la paciente requiere sesiones de radioterapia externa adicionales posteriores a la cirugía. Y una reducción a un día, es decir, pa tan solo una hora ,cuando es un procedimiento exclusivo.”

Las pacientes que han supuesto la muestra del estudio, han sido todas, mujeres con una detección de cáncer de mama precoz mediante biopsia. Mayores de 45 años cuando se realiza una sobreimpresión tumoral con RIO y mayores de los 60 años de edad, cuando se les aplica el tratamiento único. A estas enfermas, como ha destacado Bouché, se les realiza una planificación virtual con Radiance que es una herramienta avanzada de simulación y planificación de la radioterapia intraoperatoria. Esta planificación permite, no sólo decidir los parámetros físicos de la RIO, sino también realizar una estimación de la distribución de dosis en los tumores. A partir de ese momento entra en marcha el proceso de cirugía, durante la cual se aplicará la radiación sobre el punto exacto de la afección.

Este tratamiento tan absolutamente localizado, ha resaltado Bouché, “nos ofrece muchas ventajas. Entre ellas, la posibilidad de eliminar incertidumbres sobre la localización tumoral. Pero además, preserva la piel y el tejido celular subcutáneo de la radiación y reduce la posibilidad de fibrosis y telangiectasias, con lo que mejora la estética de la paciente. Y por supuesto, al focalizar el tratamiento, se evita la toxicidad en los órganos vitales de riesgo como el pulmón y el corazón, que se protegen mediante discos de latón y aluminio, no viéndose así afectados por la radiación”.

Finalmente, la reducción de la toxicidad del tratamiento, la precisa administración de la radiación sólo sobre los tejidos afectados y la reducción de las dosis de radiación aplicadas, revertirá directamente en la calidad de vida y confort de la paciente, así como en un abaratamiento de los costes de tratamiento.

Lea la noticia completa en el periodic

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom