logo logo

La incidencia del cáncer de piel no melanoma es el doble en los pacientes con VIH

La incidencia del cáncer de piel no melanoma es el doble en los pacientes con VIH La incidencia del cáncer de piel no melanoma es el doble en los pacientes con VIH, tal y como ha evidenciado una investigación realizada por el Kaiser Permanente (Estados Unidos) y publicada en la edición ‘on line’ de la revista ‘Journal of the National Cancer Institute’.

En concreto, los expertos indican que estos enfermos padecen con una frecuencia dos veces mayor “carcinomas de células basales y escamosas”. Así lo han atestiguado tras realizar un estudio sobre 6.560 personas seropositivas y casi 37.000 libres de enfermedad con el apoyo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y de Pfizer.

Este trabajo, que ha sido realizado entre 1996 y 2008, evidencia que el riesgo para estos pacientes es 2,1 veces mayor para las primeras y 2,6 veces superior para las segundas. Las escamosas se asocian con menores recuentos de CD4, “una medida de la inmunodeficiencia”, aclaran.

Para el autor principal del estudio y miembro de la División de Investigación de este centro de investigación norteamericano, el doctor Michael J. Silverberg, “dado el aumento de la longevidad de las personas con VIH”, este dato “seguirá aumentando”.

ES DIAGNOSTICADO A MÁS DE 3,5 MILLONES DE NORTEAMERICANOS CADA AÑO

En la actualidad, el cáncer de piel no melanoma es uno de los más comunes en Estados Unidos, ya que “cada año se diagnostican más de 3,5 millones de nuevos casos”, sostienen los expertos. A pesar de que la mayoría de estos tumores se curan “fácilmente”, muchos se convierten “en localmente invasivos y destructivos”, subrayan.

Por otra parte, los especialistas han descubierto que en los pacientes de VIH “se produce un caso de carcinoma de células escamosas por cada dos casos de carcinoma de células basales”, algo que contrasta con los datos de la población general, en la que la proporción “es de uno a cuatro”, manifiesta otra autora de esta investigación y dermatóloga del Kaiser Permanente, la doctora, Maryam M. Asgari.

Los datos obtenidos no vienen sino a corroborar los obtenidos en estudios anteriores, realizados para otros tipos de cáncer. Todos ellos han demostrado que “existe un mayor riesgo para esta población de padecer una amplia gama de cánceres”, subrayan los especialistas al tiempo que encuentran una posible explicación en la inmunodeficiencia que sufren.

Ante ello, desde el Kaiser Permanente sugieren que es necesario “un enfoque global e integrado” para que los médicos identifiquen los tumores de manera temprana. “Debe haber una mayor vigilancia en la detección del cáncer de piel en las personas con VIH, especialmente para los carcinomas de células escamosas y, en particular, para aquellos que no están en tratamiento antirretroviral o que fueron diagnosticados tarde”, expone Asgari.

Además, estas personas “también deben ser advertidas para que reduzcan los comportamientos que pueden aumentar aún más la incidencia de cáncer de piel no melanoma, como la exposición excesiva al sol”, continúa. Todo ello, “puede ayudar a reducir la carga de cáncer”, concluye.

Lea la noticia completa en Europa Press

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom