logo logo

Descubierta la manera de luchar solo contra las células malas en caso de cáncer

Descubierta la manera de luchar solo contra las células malas en caso de cáncer Investigadores del Institut de Recerca de Biomèdica (IRB Barcelona) han descubierto un mecanismo general que acelera el desarrollo del cáncer y aporta nuevas dianas terapéuticas “más selectivas” y, eventualmente, óptima contra las células tumorales. Como frenar la metástasis.

El trabajo, que publica la revista ‘Nature’, descubre el papel de una proteína -la CPEB1- en la “proliferación descontrolada de células” en la fase intermedia de la regulación de la actividad de las proteínas, algo que es novedoso, porque hasta ahora el foco se ha puesto al principio y al final de esta acción.

Así lo ha explicado a Europa Press el científico principal del trabajo, el investigador Icrea del IRB Barcelona Raúl Méndez, quien ha remarcado que el estudio ha demostrado cómo la proteína CPEB1 “quita los frenos” a la producción de proteínas asociadas la transformación tumoral de las células.

En concreto, la proteína acorta una región muy específica de los RNA -que son las moléculas que llevan la información de los genes para sintetizar proteínas-, y es precisamente “en los extremos donde está la información de cómo, cuándo y dónde se va a hacer una proteína”, por lo que la falta de información favorece un desarrollo anormal y descontrolado.

Preguntado por las posibilidades de inhibir esta proteína para frenar el desarrollo tumoral, el también jefe del grupo Control Traduccional del Ciclo Celular y Diferenciación ha destacado que ello “no afecta a las células sanas, lo que aporta un potencial selectivo muy bueno por explorar”.

Solo a las células malas
Se trata de un “nuevo abanico de abordajes” interesante por la capacidad de atacar solo a las células malas y no a las buenas y malas, como sucede con los tratamientos de quimioterapia, ha argumentado Méndez, que ha señalado que el próximo paso sería empezar a desarrollar compuestos para utilizar en la química, aunque ello es algo lento.

El trabajo, en el que también han participado los grupos de Juan Valcárcel y Roderic Guicó del Centro de Regulación Genómica (CRG), se ha realizado en células tumorales del linfoma de Hodgkin, aunque el mecanismo es similar en la mayoría de tumores, ha señalado Méndez, uno de los mayores expertos en CPEB.

“Actualmente no hay ningún fármaco que incida a este nivel del proceso de regulación de la expresión génica, por lo que estamos muy esperanzados con el potencial de las CPEB como diana terapéutica”, ha señalado Méndez.

Entre 200 y 300 genes implicados
El trabajo incluye un estudio genómico minucioso de los RNA que se procesan de forma diferente dependiendo de si CPBE 1 está presente, y el estudio lista entre 200 y 300 genes que por la acción de la citada proteína tendrían recortada la región donde se encuentran las señales de regulación.

Es en esta región donde se unen los RNA, pero si ahora se revela que los CPEB eliminan previamente esas zonas, las empresas farmacéuticas que están desarrollando dichos compuestos podrán predecir si sus dianas son buenos abordajes o no, ha explicado el científico, para cuyo estudio ha contado con la financiación del consorcio Consolider RNAreg del Ministerio de Economía y Competitividad y de la Generalitat.

Lea la noticia completa en ecodiario

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom