logo logo

Cáncer hepático: Desvelados dos subtipos del tumor con peor pronóstico

Cáncer hepático: Desvelados dos subtipos del tumor con peor pronóstico Se trata, en concreto, del colangiocarcinoma, un tumor que representa, según datos médicos, en torno al 10-20% de los diagnósticos de cáncer de hígado. Esto, a su vez, lo convierte en uno de los tumores más desconocidos. Hasta ahora, porque los investigadores del Hospital Clínico de Barcelona han dado un paso más al desvelar la existencia de dos subtipos de un tumor que solo es operable en un 30% de los casos. En el resto de los casos, la quimioterapia es el tratamiento más común.

Los colangiocarcinomas comienzan a desarrollarse en los conductos o vías biliares por los que se transporta la bilis hasta la vesícula biliar. El hígado desempeña funciones esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Según datos médicos, en nuestro país se diagnostican anualmente más de 4.000 casos de cáncer de hígado, un tipo de tumor más frecuente entre la población masculina, con una proporción aproximada de 14 casos por cada cien mil hombres frente a 4 casos por cada cien mil mujeres. 400 de estos casos son un colangiocarcioma, un cáncer hepático huérfano del que no solo se tienen muchas preguntas sin respuesta, sino que está considerado uno de los de peor pronóstico.

No todos los colangiocarciomas se pueden operar. De hecho, actualmente solo se operan el 30% de los casos. En el resto, aunque la quimioterapia es el tratamiento más habitual, cada caso debe ser evaluado de manera individual. En otras palabras, no hay un tratamiento estándar para este tipo de tumores. En los casos en los que es operable, la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúa en el 40%, una tasa que se puede reducir a la mitad cuando no existe posibilidad de intervención quirúrgica. El pronóstico del cáncer depende de varios factores, entre ellos su estadio, el daño en la función hepática y la presencia de cirrosis hepática. Dicho de otra manera, el diagnóstico precoz juega un papel importante.

Precisamente, diseñar el tratamiento farmacológico adaptado a cada uno de estos dos subtipos para inhibir su crecimiento es el objetivo de la investigación –la cual se prolongará hasta 2016- del Hospital Clínico de Barcelona, en colaboración con el Mount Sinai de Nueva York, en Estados Unidos, y el Instituto italiano del Cáncer de Milán. Cabe destacar además que se trata del primer estudio a nivel europeo sobre este tipo de cáncer, uno de los más desconocidos –especialmente en lo relativo a los mecanismos moleculares-, y para el que se cuenta también con el apoyo económico de la Asociación Española Contra el Cáncer, AECC.

El cáncer de hígado puede ser silencioso en sus fases iniciales, por lo que no siempre es fácil detectar las primeras señales. Entre los síntomas más comunes está la pérdida de peso sin causa aparente, la excesiva fatiga, pérdida de apetito, dolor en el abdomen (lado derecho), hinchazón abdominal, vómitos, episodios de fiebre y tonalidad amarillenta de la piel. Padecer estos síntomas no significa necesariamente que se trate de un tumor, pero sí nos alertan de que no algo no va bien y de que debemos consultar al médico.

Lea la noticia completa en Ella Hoy

bottom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bottom